Publicaciones etiquetadas con: tour en lancha

Sian Ka’an : el Caribe Mexicano existe…

Hoy de nuevo teníamos programada excursión con Eli y Joan a Sian Ka’an, que en maya significa… ” Lugar donde nace el Cielo ” 😉
Nos levantamos temprano para ir a devolver el coche del día anterior y cambiarlo por un jeep, pues habíamos leído que el camino hasta Sian Ka’an era bastante malo… ( todo un acierto)
A pesar de que nuestras intenciones era salir como muy tarde de Playa del Carmen, donde recogíamos el coche,a las 8.30,la cosa se complicó por la mañana porque no estaba listo…pa que contaros…que los 20 minutos de esta gente se traducen en 1 hora más!!!además del problema añadido que tuvimos porque intentaban retenernos como fianza en la tarjeta nada menos que 2.500 dólares !!! Vamos que ninguna de nuestras tarjetas aceptaba tal crédito, y la única opción que nos daban era pagar 20€ más por un todo riesgo ( que después de hacer el trayecto es como para pensárselo…ejemmmm) … Al final resignados nos tocó pagar, y con casi una hora de retraso llegamos a recoger a nuestros amigos con un súper- jeep, supuestamente con “air conditionair “, vamos el del Caribe que entraba por los costados…y con muchas ganas partimos los cuatro hacia la reserva de Sian Ka’an, la más grande del Caribe Mexicano.Allí puedes ver playas vírgenes y paradisíacas, manglares, arrecife y fauna autóctona de la zona.
Se respiraba alegría y emoción por el viaje que nos esperaba…la excursión prometía…y aunque después contaré los “peros” que los 4 pondríamos al día, tengo que decir, y esto es opinión personal…que me alegro infinitamente de haber realizado esta excursión porque por fin descubría lo que ansiaba ver después de varios días allí, el Caribe como siempre lo había imaginado…
Partimos dirección sur hacia Tulum, y a pocos kilómetros al coger el desvío hacia Sian Ka’an antes de llegar a Boca Paila encontré el lugar que pensé seria perfecto para poder estar alojado en un lugar como este. Por un momento tuve sentimientos contrapuestos, alegría por saber que existen lugares perfectos y alejados del turismo comercial,y por otro lado pena por no empezar de nuevo el viaje, cambiar mi pulsera “todo incluido” por una estancia en un lugar totalmente chill out, con un rollito hippie en el que puedes encontrar desde un hostel en plan cabañitas hasta algo con más glamour, pero eso si ambientado y mimetizado con el entorno tropical, y con unas playas vírgenes de arena blanca, en definitiva un sitio idílico!
En seguida llegamos a la entrada de la reserva de Sian Ka’an donde tuvimos que parar en el centro de visitantes para pagar la entrada. El camino dejo de ser asfaltado y la misión del jeep comenzó hacer su cometido! La peor carretera que os podrías imaginar… pues no… peor!!! Para que os hagáis una idea los 56 km que nos llevaban hasta Punta Allen dentro de la reserva, nos llevó hacerla 2,5h!!! Estaba llena de socavones que en momentos era imposible de sortear… El camino era como…muy autentico 😉 ,rodeados de selva en el que lo único que se te cruzaba eran lagartos y algún que otro cangrejo.

jeep para sian ka'an

Hicimos alguna paradita para echar alguna foto y disfrutar maravillados de algunas de las playas más bonitas que hemos visto aquí…vamos que me río yo de la de Playa Paraíso …. Nos hubiera gustado estar más tiempo allí, pero era bastante tarde y probablemente no llegaríamos a Punta Allen hasta medio día.

Para darle un poquito de emoción al viaje, os diré que salimos con medio deposito de gasolina, pensando que seria más que suficiente, teniendo en cuenta la distancia que íbamos a recorrer, pero cuando llevábamos medio camino recorrido nos dimos cuenta que no podríamos llegar de vuelta… Los coches en aquella zona brillaban por su ausencia y sospechábamos que en la Reserva no encontraríamos ninguna gasolinera y así nos lo confirmaron unos locales que estaban pescando en un puente por donde pasamos… Nuestra única baza que alguien nos vendiera un poco, al menos para poder salir de allí…La última media hora empezaba hacerse muy pesada, mi espalda, cervicales y mi estómago dado la vuelta después de tanta batidora en el coche, unido a la tensión de que íbamos en reserva y no sabíamos cuanto quedaba para llegar,lo hizo eterno…
Por fin Punta Allen, que parecía el fin del mundo…desde el que salían las lanchas para ver la Reserva, pero como la excursión duraba varias horas y pensando que el regreso seria un poco tarde, nuestro primer objetivo era encontrar quien nos vendiera gasolina… Recorrimos como dicen aquí varias “cuadras” preguntando ya un poco nerviosos y por fin encontramos un local que se aprovisionaba bien para su lancha y para los pardillos como nosotros… Y al más rústico estilo llenamos el deposito para poder salir. Aquí nos tenéis … 😉

repostando en Punta Allen

Ya tranquilos con el tema del coche nos fuimos a contratar el tour con la lancha.Al igual que en Río Lagartos, las lanchas tienen un precio, independientemente de las personas, así que lo suyo si se va solo es esperar para compartir para que salga más económico.Supuestamente antes había tres cooperativas en Punta Allen que hacían estos tours, y vimos sus nombres en algunas barcas pero al llegar solo vimos un puesto de información desde el que estaba centralizado todo, y para evitar las competencias con los precios, pues ahora precio único y “fijo” desde allí. Nos pedian 1400 pesos por la lancha y nos pareció un poco caro después de lo de Rio Lagartos, pero lo que si era cierto es que despues de recorrer Punta Allen buscando gasolina, nadie habia salido a acosarnos con ofertas para hacer el tour, y eso ya es raro aqui…asi que después del trayecto hasta allí, aceptamos barco 🙂

cogiendo lancha tour Punta Allen

El tour prometía tortugas, delfines, arrecife y baño en lo que ellos llaman “piscina” , un lugar no muy lejos de la playa donde se hace pie. Aquí viene el fiasco…pensábamos que veríamos un montón e incluso podríamos bañarnos con ellas, pero no…

tortuga Sian Ka'anSolo vimos un par de tortugas y nos tiramos como hora y media para avistar los delfines, que eran un par de crías que difícilmente llegábamos alcanzar; y desde el principio hubo un intento de desviar nuestra atención del arrecife, cuando por fin llegamos a él y dispuestos ya a colocarnos tubo y gafas un aviso por el walkie de otras lanchas diciendonos porque zona podriamos encontrar los dichosos delfines,hizo que tuvieramos que largarnos sin ver el arrecife…en fin la sensación de todos fue que por mucho menos en Río Lagartos vimos muchísimo más…(solo como consejo para valorar los que pretendan hacerla) a pesar de todo esto, esta para mi fue una de las mejores excursiones hechas como comenté al principio de la entrada, por la naturaleza y el rollo aventurero del 4×4. Merece la pena ir aunque sea hasta Punta Allen y ver todo aquello,además haciendo paradas en las playas se hará más ameno el tortuoso camino… Para mi fue descubrir el verdadero Caribe Mexicano 😉

Caribe mexicano Sian Ka'an

Categorías: Uncategorized | Etiquetas: , , , , , , , | 4 comentarios

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.